Isla Brač

Isla Brač

Disfrute de la belleza natural de la isla de Brač durante su estancia en los apartamentos "Moj mir"

Brač es la isla croata en el Adriático más cercana a la ciudad de Split. Con una superficie de 395 km², Brač es la isla más grande de Dalmacia y la tercera isla más grande del mar Adriático. Se trata de 40 km de largo con un ancho promedio de 12 kilómetros. El pico más alto de la isla, y de todas las islas del Adriático es Vidova gora (778 m). Brač cuenta con 2.700 horas de sol al año. La brisa del viento de verano, llamado Maestral, sopla casi a diario creando una temperatura de verano agradable. Dado que la isla no tiene grandes ciudades o una gran industria, la mayoría de sus playas son vírgenes con aguas cristalinas. La ciudad más grande es Supetar, donde se encuentra el puerto de ferry entre Split y Brač. El ferry también viaja entre Makarska y Sumartin.

Cuatro símbolos naturales de Brač que la hacen reconocible en todo el mundo son: la playa Zlatni rat (el Cuerno de Oro), Vidova gora (la montaña de Santo Vitus), la cueva del Dragón y la ermita de Blaca. La playa Zlatni Rat en Bol se encuentra en la lista de las diez playas más bellas del mundo. Brač es también famosa por la piedra utilizada para construir algunos de los edificios más famosos del mundo “la piedra blanca de Brač“, el aceite de oliva y por la cantidad de calas escondidas.

El Cuerno de Oro (Zlatni rat)

Zlatni rat es la playa más famosa en el mar Adriático, que se encuentra en un lugar aislado en Bol, en la costa sur de la isla. Debido a su singularidad y belleza, es uno de los símbolos más famosos del turismo croata. Podríamos describir esta playa de arena fina y dorada como una lengua de tierra de más de 500 metros de longitud que se adentra en las aguas del Adriático. El viento y las olas modelan la forma de su extremo según la época del año, aveces la punta es más aguda y otras más curva, pero la imagen es siempre preciosa. Un bosque de pinos dibuja la misma forma apuntada de la arena, solo que unos metros más atrás. El Cuerno de Oro es especialmente atractivo para los amantes del surf, gracias al viento, llamado Maestral, que genera hermosas olas.

Zlatni rat se encuentra a 24 km de Povlja y es el lugar perfecto para una excursión de un día. Cuenta con un gran aparcamiento cerca de la playa. Bol es la ciudad más antigua en la isla de Brač y posee uno de los balnearios más famosos en el Adriático.

La montaña de Santo Vitus (Vidova gora)

Vidova gora (778 m) es el pico más alto de la isla, y de la región adriática. Se encuentra en la parte sur de la isla, encima de Bol. Vidova gora ofrece una vista maravillosa de Bol, la popular playa de Zlatni rat, el Mar Adriático y las islas de Hvar, Vis y Šolta, las montañas Mosor y Biokovo, y en un día soleado es posbile ver el Monte Gargano en Italia. Justo al lado de este hermoso mirador se pueden ver los restos de una antigua fortaleza de Iliria. La parte superior lleva el nombre de la antigua capilla croata de Santo Vitus (St. Vid), cuyos restos se encuentra a unos cien metros de la cima.

La parte superior de Vidova gora, situado a 24 km de Povlja, se puede visitar en coche, y hay opciones de restaurantes cerca.

La cueva del Dragón

La cueva del Dragón se encuentra cerca del pueblo de Murvica, en la ladera sur de Vidova gora. El nombre de la cueva del Dragón viene de los relieves de un dragón misterioso encontrado en el interior de la cueva. También fue un templo y un retiro para sacerdotes glagolíticos (se supone que luego fundaron la ermita de Blaca). Los relieves de la cueva, muestran la vida monástica de sacerdotes glagolíticos durante el siglo XV. La cueva en sí es de 20 metros de largo y se divide en cuatro salas. La primera capilla esta dedicada a la Virgen. Hay relieves de la Virgen, de ángeles, de la luna, el dragón y otros, realizados en un precipicio. Muchos científicos trataron de explicar el significado de los relieves - la mayoría cree que los relieves contienen elementos de la mitología eslava y la iconografía cristiana.

Una visita a la cueva del Dragón es posible sólo con guía turístico. El viaje tiene una duración de 4 horas, a partir de la aldea Murvica, situado a 33 km de Povlja. El paseo por la cueva es de más de una hora, por lo que es necesario llevar calzado de deporte y agua.

La ermita de Blaca

La ermita de Blaca, en la isla de Brač, es un monumento único en la costa croata. Hoy en día es parte de un museo, y fue construido sobre un acantilado. La ermita de Blaca se estableció por parte de sacerdotes glagolíticos de Poljica que huyeron a la isla de Brač durante la ocupación turca. En 1552 se estableció la comunidad sacerdotal, y en 1570 se recibió el permiso para construir un monasterio y la iglesia. Sacerdotes producían vino, miel, además de de poseer una gran cultura, de esta forma se volvieron muy poderosos y ricos durante este tiempo. La riqueza les permitió invertir en estudios de la ciencia, y la ermita de Blaca, entre otras cosas, fue también un observatorio astronómico mundialmente famoso. El monasterio tenía su propia imprenta. El mobiliario del monasterio es de gran interés, al igual que la restauración de la iglesia. El monasterio también incluye una colección de armas, relojes antiguos y una gran biblioteca.

Se puede ir en barco desde Bol a la playa de Blaca, situada a 45 minutos a pie hasta el monasterio, también se puede llegar desde la Vidova gora. El monasterio está abierto todos los días excepto los lunes.